Noticias y Destaques
LO QUE SE NECESITA SABER

RECUPERANDO Y MANTENIENDO LA CALIDAD DE VIDA
     El mieloma puede tener un gran impacto en la calidad de vida. Existen varias cosas que puede hacer para mejorar su situación sin interrumpir su tratamiento médico.
 
Fatiga y Dolor
     Dos de las causas más comunes de la pérdida de calidad de vida son la fatiga y el dolor. Ellas pueden causar estrés y ansiedad. Abajo verá algunas informaciones útiles para superar los problemas potenciales que la fatiga y el dolor pueden causar. Es importante que converse con su médico sobre estas sugerencias.
 
Cómo combatir la fatiga y el dolor
     En general es importante que establezca su ritmo en todas las actividades diarias y que siempre interrumpa lo que esté haciendo antes de quedarse demasiado cansado.
 
Tareas domésticas


Haga un poco cada día, en lugar de hacer muchas cosas de una vez;
Pídale a otras personas que hagan el trabajo pesado por usted siempre que sea posible;
Planche sus ropas con una plancha liviana y preferentemente sentado;
Pida ayuda para colgar la ropa lavada;
Cocine platos sencillos;
Coma pequeñas cantidades varias veces al día.

Ejercícios físicos 


Haga ejercicios físicos leves con regularidad. Las caminatas son el mejor medio para combatir la fatiga;
Beba agua antes, durante y después del ejercicio;
No se esfuerce demasiado.

   Otras sugerencias:
Aprenda a relajarse – relajación, meditación, visualización o la combinación de estos pueden ayudarlo a aliviar el dolor;
La ansiedad y la depresión pueden hacer que el dolor empeore. Las personas que sufren de mieloma necesitan hablar sobre sus preocupaciones y temores con parientes y amigos;
Mirar la televisión o hablar con amigos no le va a aliviar el dolor, pero lo van a distraer;
Las bolsas de agua caliente o hielo pueden ayudar a aliviar el dolor. Es mejor no colocarlas directamente sobre la piel;
La manera como se sienta o acuesta pueden reflejarse en su dolor; intente cambiar de posición constantemente.

Terapias alternativa
Por concentrarse en su bienestar emocional y psicológico, las terapias alternativas pueden reducir el estrés. Algunos pacientes relatan que la terapia alternativa puede aliviar algunos efectos colaterales de los tratamientos. Existen varios tipos de terapia alternativa (acupuntura, aromaterapia, homeopatía, meditación, relajación, yoga, etc.), pero nunca inicie ninguna de ellas sin antes hablar con su médico.