Noticias y Destaques
Panorama actual del Mieloma Múltiple en el mundo

por Edvan de Queiroz Crusoe

El primer registro de un paciente con mieloma múltiple fue en el año 1844, pero se sabe que como con otras enfermedades, el MM tiene evidencias de hallazgos óseos en escavaciones del antiguo Egipto y en otras regiones de Europa. El primer caso de mieloma relatado en América fue en Chicago en 1894. Se han pasado más de 150 años del primer registo oficial y todavía permanecemos sin elucidación sobre cuál es la causa y porqué este mal acomete a nuestra especie y a la de otros animales.

El mieloma es una enfermedad relativamente rara y según informaciones de la Sociedad Americana de Cáncer de los Estados Unidos el riesgo de presentar esta enfermedad es de 1 en 143 personas, lo que corresponde a (0,7%). Para el año de 2018 se estiman alrededor de 30.770 nuevos casos (16.400 hombres y 14.370 mujeres). Los datos son similares con las estadísticas europeas que están alrededor de 39mil nuevos casos por año, y diferente de las evidencias de los países asiáticos que es menor. En América Latina existen pocos estudios epidemiológicos para identificar el posible número de casos.

En los últimos 15 años hubo una revolución en varios frentes en las investigaciones de las gamopatías monoclonales, incluyendo aquí al mieloma múltiple. Hubo un gran avance para mejorar la sensibilidad de los nuevos análisis para identificar precozmente la enfermedad y de esta forma iniciar el tratamiento en las etapas iniciales. Como también tuvimos desarrollo de nuevas herramientas de imágenes y análisis moleculares para evaluar la calidad y agresividad de la enfermedad. Sin embargo, como principal marco en los últimos 15 años se han desarrollado nuevas terapias que directamente permitieron triplicar la supervivencia de los pacientes con mantenimiento de la calidad de vida de estos individuos. Las terapias para los diferentes tipos de cánceres están pasando por una gran transformación y el mieloma múltiple fue uno de estos felices ejemplos. Iniciamos en la década de los años 1950/60 con la era de los quimioterápicos, que son las terapias convencionales. Migramos para las terapias alvo hasta llegar a la inmunoterapia,  que son tratamientos que reestrablecen el sistema inmunológico de los pacientes. La dedicación de muchos investigadores y científicos en todo el mundo está permitiendo este fantástico avance en las terapias, pero lamentablemente ahora nos encontramos con otro problema que es el acceso a nuevos fármacos. En Brasil tardamos más de 10 años para tener una nueva aprobación después del bortezomibe y talidomida. Felizmente en 2016 iniciamos una secuencia de aprovaciones con el carfilzomibe, en 2017 el daratumumabe y por fin la lenalidomida, elotuzumabe y ixazomibe. En relación con la disponibilidad de estos fármacos, el uso efectivo está lejos de la realidad de varios pacientes con MM, y esto no es sólo en Brasil. El costo con estos medicamentos preocupa a toda la comundad científica, operadoras de salud y al propio gobierno.
Así podríamos igualarnos a cualquier otra nación desarrollada que permite el uso de las mejores terapias. Sin embargo, la gran mayoria de los pacientes en Brasil se trata en el sistemá público de salud que todavía no posee subsidios para liberar tales medicamentos

Como resumen tenemos un panorama muy favorable para los pacientes con mieloma múltiple globalmente, con nuevas tecnologías diagnosticadas y terapeuticas. Identificamos un aumento de la supervivencia y de la calidad de vida de los pacientes. Sin embargo, es importante refleccionar sobre como iremos a solucionar la cuenta  a pagar y permitir el acceso amplio de todas las novedades para la mayoría de los pacientes.




*********************
Edvan de Queiroz Crusoe
Médico Hematólogo- Universidad Federal de Bahia- Investigador, Miembro de la International Myeloma Society, Comité de Gamopatías de la Asociación Brasileña de Hematología y Hemoterapía.